Plan de acción

PROGRAMA EDUCATIVO DEPORTIVO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1º. Su finalidad

 

La finalidad de este programa es contribuir al desarrollo personal del menor como complemento a su formación integral. El programa educativo-deportivo forma parte de la Planificación general de la actividad y actúa de forma transversal sobre la misma. La formación en valores a través del deporte (trabajo en equipo, comunicación, inclusión, disciplina, respeto, juego limpio, tolerancia, solidaridad…) será el eje alrededor del cual se construye toda la acción educativa.

 

 

 

2º. ¿Qué es lo que se pretende con esta acción? El objetivo general.

 

En el deporte la adquisición de habilidades y destrezas ha sido tradicionalmente el contenido fundamental de los programas deportivos, mientras que la formación en valores en ocasiones ha sido descuidada.

 

El objetivo de elaborar un programa educativo-deportivo es completar la Planificación de las actividades deportivas de manera que la intervención didáctica que se produzca sobre los jóvenes deportistas contribuya efectivamente a su formación integral. La mayor garantía para evitar conflictos en el deporte y conseguir un ambiente sano y educativo es educar en valores. Dicha formación deberá ser programada para que puedan medirse sus resultados.

 

Los principales objetivos del programa serán los siguientes:

 

- El desarrollo armónico de la personalidad del menor.

- La adquisición de hábitos saludables y prevención de enferemedades.

- La integración social, sobre todo, de aquellos con mayores dificultades.

- El desarrollo social y afectivo, estimulando las relaciones interpersonales y educando al joven para la utilización activa y sana del tiempo de ocio.

- La prevención de conductas antisociales (violencia, racismo…).

 

Uno de los principios que deberá salvaguardarse en el desarrollo de los programas es el principio de igualdad de oportunidades. Este principio deberá garantizarse para que todos los menores tengan protegido su derecho a participar, evitando discriminaciones y educando, a través del deporte, en la diversidad.

 

 

 

3º. ¿Cómo se diseña esta acción? Los itinerarios

 

Se propone el diseño de itinerarios educativo-deportivos, estructurados por etapas o categorías de edades, lo más similares a las etapas educativas, en los que se desarrollen, con mayor o menor intensidad y en respuesta a los intereses de los participantes, todas y cada una de las manifestaciones representativas del deporte escolar. Dichos itinerarios se diseñan mediante actividades de aprendizaje y competición deportiva relacionadas con el deporte en cuestión (el fútbol) y se complementan con actividades recreativas (polideportivas) que se realizarán a lo largo de su ciclo escolar. Estos itinerarios deberán permitir la integración de menores con especiales dificultades (discapacitados, inmigrantes, población marginal, etc.).

 

 

 

4º. ¿Cómo se planifica la acción educativa?

 

La intervención didáctica de los entrenadores (docentes) deberá estar basada en principios pedagógicos. Los elementos curriculares (capacidades básicas a desarrollar, objetivos y contenidos, metodología y criterios de evaluación) deberán estar planificados por los entrenadores y la dirección deportiva. La planificación respetará los derechos de los menores a divertirse, a jugar y disfrutar para lo cual será necesario utilizar una metodología lúdica. Dicha intervención tendrá como meta facilitar el desarrollo de la capacidad de los alumnos para regular su propio aprendizaje, confiar en sus aptitudes y conocimientos, así como para desarrollar la creatividad, iniciativa personal y espíritu pro-activo.

 

 

 

5º. El tratamiento de la competición deportiva desde la perspectiva educativa.

 

“El deporte debe adaptarse al niño y no al revés”. Deben respetarse las características evolutivas de los participantes, adaptando los reglamentos a dichas características. Garantizar la equidad en las competiciones deportivas para que todos puedan participar en igualdad de condiciones. Para ello se formaran grupos homogéneos (igualdad en el nivel deportivo, físico, evolutivo) y se establecerán categorías abiertas o itinerarios abiertos (participación de discapacitados, niños y niñas, etc.).

 

Se deberán adaptar las actividades a las necesidades de los menores y no a las necesidades/exigencias del deporte: evitando reproducir el modelo de competición tradicional, desarrollado por los adultos; respetando el proceso evolutivo del menor, sus necesidades y derechos (educativo y participativo); rechazando cualquier tipo de violencia; adaptando el reglamento de los juegos y actividades para que se garanticen estos objetivos educativos.

 

 

 

6º. Principios pedagógicos. Orientaciones para la planificación

 

Las actividades de competición deportiva deberán compensarse con otras actividades de carácter recreativo y/o utilitario si lo que se pretende es que el programa contribuya a la educación integral de los menores. Una oferta deportiva excesivamente orientada a la competición limita la formación y la empobrece.

 

Evitar la especialización precoz y los entrenamientos intensivos, mediante una oferta de actividades polideportiva y variada en la que siempre se encuentre presente  el carácter lúdico y recreativo de las actividades deportivas. Realizar una incorporación progresiva al deporte de competición y adaptar las actividades a cada una de las etapas educativas establecidas (itinerarios). Dicha adaptación se realizará, teniendo en cuenta, entre otros, los siguientes elementos:

 

· Participación mixta o separada por sexo, por niveles, etc. (según la etapa educativa en la que se encuentren los sujetos).

· Carga y volumen de entrenamientos y encuentros; carga horaria semanal.

· Sistema de competición por liga, concentraciones, torneos, etc.

· Número de jugadores, distancias y espacios (características reglamentarias).

· Relativizar la importancia del resultado, premiar la participación, el esfuerzo, el progreso, actitudes y comportamientos, no premiar exclusivamente el resultado.

 

 

 

7º. Guión de una programación educativa-deportiva

 

1. Diagnóstico y organización de los recursos.

• Instalaciones (espacios, distribución)

• Material deportivo básico

• Personal (entrenadores, docentes)

• Grupos de alumnos (edades, plazas, nivel, etc.)

• Actividades (competición, entrenamientos, extraordinarias…)

• Carga horaria, distribución semanal, mensual, anual

• Otros recursos (seguros, otro material, …)

• Inicio, ciclos y final de temporada

• Temporalización de las acciones (calendarios, actividades)

 

2. organigrama funcional y relaciones.

• Estructura funcional: dirección, docentes/entrenadores

• Vías de comunicación

• Campaña de difusión y matrícula (información)

• Relación con los padres/madres (escuela de padres y madres)

• Relación con los responsables directivos (seguimiento)

• Comisión técnica (entrenadores, dirección deportiva)

 

3. Planteamiento de Objetivos:

• Principios generales según tipo de etapa

• Objetivos generales o capacidades básicas

• Objetivos específicos: competencias a alcanzar en la etapa

• Secuenciación

 

4. Contenidos:

• Principios generales según tipo de etapa

• Contenidos generales

• Contenidos específicos relacionados con las competencias en la etapa

• Secuenciación

 

5. Metodología

• Principios metodológicos, relacionados con la etapa

• Planteamientos pedagógicos

• Orientaciones didácticas

• Intervención del profesor

• Estructura de la sesión

 

6. Evaluación

• Principios generales según tipo de etapa

• Evaluación del programa según competencias programadas para la etapa

• Evaluación de los alumnos

• Evaluación del profesor

 

7. Programa de actividades extraordinarias y oferta complementaria

• Reconocimiento médico.

• Actividades Extraordinarias (Verano, pascua, navidades…)

• Programa de formación de docentes, jornadas pedagógicas

• Introducción progresiva a la competición

• Orientaciones de salud y hábitos.

 

<< Volver